Las largas horas sentados frente al ordenador y el teletrabajo han propiciado que los dolores de espalda cada vez sean más frecuentes entre las personas, y más aún los dolores en la parte baja de la espalda.

Las formas de prevenir este tipo de dolor y de solucionarlo son bastante amplias, entre ellas, existen tratamientos de lumbalgias con fisioterapia. Te explicamos todo sobre este tipo de dolor en el post de hoy.

Qué es el dolor de lumbago

La lumbalgia, también conocida frecuentemente como lumbago, es el término específico utilizado para referirnos al dolor focalizado en la parte inferior de la espalda, justo dónde se encuentran las vértebras lumbares.

El dolor de lumbago no tiene por qué estar ligado a la edad, sino que también puede aparecer en personas jóvenes debido a causas como las malas posturas o el sobreesfuerzo.

Aunque al principio el dolor de lumbago puede ser algo pasajero, lo ideal es recurrir a los tratamientos de lumbalgia con fisioterapia, ya que si no puede llegar a agravarse en un futuro.

Síntomas de las lumbalgias

Identificar el dolor de lumbago no es para nada difícil, el dolor agudo en la parte baja de la espalda es la clave para identificar y los síntomas de las lumbalgias más frecuente.

Acompañado de este síntoma, pueden aparecer otros como la inflamación y la presencia de contracturas musculares en esa zona, lo que significaría que esta lumbalgia debe ser tratada por un fisioterapeuta lo antes posible.

Las alteraciones del movimiento también pueden producirse, es decir, el movimiento puede verse afectado, produciéndose mucho dolor al intentar realizar ciertos movimientos e incluso, en casos extremos, provocando la inmovilidad.

En algunos casos, también se encuentran síntomas de las lumbalgias relacionados con la sensibilidad, experimentando sensación de hormigueo o anestesia.

Tipos de lumbalgias: Agudas, crónicas, durante el embarazo

Según los síntomas que se experimenten, el tiempo que duren y las causas que lo provoquen, podemos encontrar diferentes tipos de dolor de lumbago y diferentes tratamientos de lumbalgias con fisioterapia.

Tipos de lumbalgias: Agudas

En el caso de las lumbalgias agudas, la principal diferencia con el resto es que el dolor en la parte inferior de la espalda suele permanecer durante 2 o 3 semanas, no más de eso.

Incluso, este tipo de lumbalgias, pueden desaparecer en este tiempo sin ayuda de ningún tratamiento. El 70% de las lumbalgias están englobadas dentro de esta tipología.

Tipos de lumbalgias: Crónicas

Cuando el dolor va más allá de los 30 días, pasamos a hablar de lumbalgias crónicas, sin embargo, el dolor no tiene poro qué ser continuo, sino que a veces puede ser intermitente.

La espalda se ve gravemente perjudicada ante posturas mantenidas y muy prolongadas en el tiempo, al igual que también lo hace ante movimientos que suponen un sobreesfuerzo o sobrecarga.

Tipos de lumbalgias: Crónicas

Tipos de lumbalgias: Durante el embarazo

Este dolor en la zona lumbar es muy frecuente en embarazadas durante el final del segundo y el tercer trimestre.

Durante este tiempo, la espalda de la embarazada se curva para cambiar el centro de gravedad y el problema de lumbalgia se acentúa. Para evitarlo, evita el sobrepeso, las cargas de peso, y, por supuesto, acude a tratamientos de lumbalgia con fisioterapia.

Cómo tratar la lumbalgia

Dependiendo del grado del dolor, el tratamiento de la lumbalgia podrá variar y será el propio médico o fisioterapeuta el que te indicará los pasos a seguir.

En principio, si la lumbalgia todavía no es demasiado grave, puede tratarse con medidas sencillas como la aplicación de calor y/o frío, el descanso, la actividad física controlada, la fisioterapia o algunas terapias alternativas.

En Clínica Melow, realizamos tratamientos para la espalda y la lumbalgia de forma profesional y enfocándonos en las necesidades del paciente. https://clinicamelow.com/fisioterapia-espalda-malaga/